44% de los muertos en vías de Medellín iban en moto, ¿cómo frenar el problema?

Este año el Valle de Aburrá superó la barrera de 900.000 motocicletas matriculadas. Sin duda es el vehículo particular más usado, con un participación del 60 % en el parque automotor, según el Registro Único Nacional de Tránsito. No obstante, también encabeza los indicadores de mortalidad vial.

La Secretaría de Movilidad de Medellín reveló que, dentro de las víctimas mortales en siniestros durante 2018, el 44,8 % fueron conductores y parrilleros (107 casos). Con respecto a 2017, cuando hubo 122 víctimas mortales, en 2018 hubo una reducción del 13 %. En lo corrido de este año, ya se registran 66 conductores y 15 acompañantes muertos en las vías.

Y, si bien el peatón es el actor más vulnerable (112 muertes, para un 46,9 %), también las motos están involucradas en parte de estos decesos.

En 2018 hubo 24.695 accidentes que involucraron una moto, y 1.934 peatones fueron atropellados por este vehículo. El rango de edad con más motociclistas lesionados y muertos se ubica entre los 20 y 49 años: con el 86 % (15.184 personas) para heridos, y con el 77 % (72 personas) para fallecidos.

Humberto Iglesias, secretario de Movilidad de Medellín, expresó que, “con estas cifras no pretendemos estigmatizar las motos, pero sí son indicadores de que se debe trabajar en ese asunto”, y para ello plantea un diálogo con las ensambladoras y comercializadoras de los vehículos.

Propuestas para mejorar

El secretario Iglesias reconoció la importancia de trabajar con las marcas, y de hecho hay mesas de trabajo con las compañías, pero sugirió al Ministerio de Transporte contemplar una licencia de conducción por puntos, que por infracciones y accidentes permitan la suspensión temporal de la misma.

Rico reconoció que sí se debe trabajar en un mejor sistema de frenado, debido a que solo el 25 % de las motos del país tienen sistema antibloqueo de ruedas (se deslizan menos sobre el pavimento al frenar), y agregó que las nuevas motos deberían tener luces permanentes, pues el 30 % de los accidentes ocurren porque estos vehículos son poco visibles.

“Hay más de ocho millones de motos en el país. Es una realidad que este vehículo llegó para quedarse. La solución no es encarecerlo, porque ha sido solución de transporte para familias de estratos 1, 2 y 3 (…) Debe modernizarse la norma, pero no con base en el número de motos de hace 10 años, sino teniendo en cuenta el crecimiento que tiene este sector”, concluyó.

Fuente: El Colombiano

Dejar un comentario

Ir arriba